CRÓNICA | Inter Movistar B 1 – 1 Zambú CFS Pinatar.

El Zambú CFS Pinatar consigue puntuar en Alcalá de Henares a pesar de los contratiempos que se acontecieron durante el encuentro.

Los jugadores del Zambú CFS Pinatar estiran tras el encuentro de hoy.

Difícil choque en el que se vio envuelto el conjunto perolo en MonteMadrid, dónde se vio condicionado por dos penaltis en contra, y dos expulsiones, parando Pablo, que ocupaba el lugar de Javi sancionado con roja directa, el segundo penalti del conjunto madrileño. Decisiones, que quizás fueron en alguna ocasión desacertadas por parte de la pareja arbitral. Aún así, gran trabajo y actitud de los chicos.

La primera parte en el Fundación MonteMadrid estuvo marcado por las defensas que ambos conjuntos desplegaban sobre el parquet, de ahí a que se llegara con empate a 0 al final de los primeros 20 minutos, sin demasiadas ocasiones claras para ningún bando. El Zambú CFS Pinatar dominaba el juego en la pista, sin llegar a perforar la meta local, haciéndose fuertes en defensa, e intentando golpear en ataque, sin frutos, Así se llegaría al descanso, con tablas.

Javi era expulsado, por según el colegiado, despejar el cuero tocando este mismo en su antebrazo, bastante protestada por el meta y sus compañeros, que vieron como el esférico rebotaba en su muslo hacia línea de fondo. Pablo ocupaba su lugar, en inferioridad, cuando restaban 6:44 para el final del primer tiempo.

El filial apretaba con superioridad sobre la cancha, pero el Zambú CFS Pinatar tiró de la fuerza que aún contemplaba sus piernas, para no sucumbir ante las embestidas a la meta de Pablo, sin conseguir batir al arquero murciano, tras esto se recuperó la igualdad numérica en el encuentro, o al menos así debía de ser.

Tras el paso por vestuarios se igualaron las fuerzas, teniendo más presencia el conjunto de la Comunidad de Madrid, pero sin conseguir el objetivo ansiado del gol. Las ocasiones se sucedían, y los de la Costa Cálida supieron mantener la mente fría a tenor de algunas decisiones sobre la cancha que quizás con el reglamento en mano deberían de penarse en forma de acción antireglamentaria, viendo como en el bando local si ocurría este hecho.

Tras esto, manteniéndose en el encuentro, yendo a por los tres puntos sin ningún tipo de presión, teniendo ocasiones para deshacer el empate, de nuevo llegó la polémica. Zapata caía derribado en el área murciana junto a un rival, el colegiado no lo pensó y señaló pena máxima, cuanto menos cuestionado por el banquillo visitante, consiguiendo así el primer tanto el conjunto local del encuentro, cuando se llegaba al meridiano de la segunda mitad.

Tras este golpe, los de Nacho Garrido se supieron mantener en el encuentro, y Joaquín conseguía el primer tanto murciano en Alcalá, para poner la igualada, y hacer en cierto modo justicia sobre el parquet. Pero poco duraría la alegría, de nuevo el colegiado señalaba con quizás demasiada facilidad penalti en contra, pero esta vez el lanzador se encontró con Pablo, que detuvo el penalti manteniendo así el empate, con el que se llegaría al final del encuentro, donde a pesar de los hechos, los salineros tuvieron ocasión para deshacer el empate, no sonreía la fortuna, y así se llegó al final.

Tras estos minutos finales de polémica, que se saldó también con la expulsión de Nacho, acabó el encuentro, con empate a 1 en el luminoso, y con el orgullo del esfuerzo que los de San Pedro demostraron sobre la pista, una actitud digna de elogiar, reponiéndose ante las decisiones acontecidas. Toca seguir trabajando, y pensar ya en el siguiente encuentro. ¡Seguimos luchando! ·#GoPinatar

Deja un comentario