CRÓNICA | Soliss F.S. Talavera 5 – Zambú C.F.S Pinatar 2.

El Zambú CFS Pinatar muestra su mejor versión en Talavera, poniendo en serios aprietos al líder de la categoría. Partido de detalles, con marcador lejos de lo vivido en el Primero de Mayo, donde el mejor ataque comenzó desde la defensa.

Michel pugna el esférico en un lance del choque. Foto: FS TALAVERA.

Tras el largo viaje de los de San Pedro del Pinatar, llegaba la expedición a Talavera de la Reina, a la cancha del primer clasificado, por delante un duro partido, contra un gran rival. El principio del partido era puro frenesí, sin un segundo de descanso en ninguna de las dos áreas, luciéndose los metas Rafa y Ángel.

No sería pasados los 10 minutos del primer tiempo, hasta que tras varias jugadas de intensidad ofensiva, Rober veía en el segundo palo a Jesús Jiménez, quien batía a Jesús. Llegaba el primero al marcador, tras minutos de empuje. El segundo tanto llegaría tan solo 4 minutos mas tarde del anterior, sería Josete quien, aprovechando un barullo en el área, fusilaba la meta defendida por Ángel, para hacer el segundo de la tarde.

El guión seguía según lo previsto, el líder venciendo, pero ahí estaban los chicos del Zambú CFS Pinatar, para cambiarlo. En el siguiente minuto, Míchel buscaba el cuero con insistencia, y así lo logró, robar en línea de fondo, para servir a Barqueros, y con un potente chut batir a Rafa y recortar distancias. Esto obligaría a Raúl Aceña a pedir tiempo muerto, viendo que el vendaval murciano estaba en auge. Tras el paso por el banquillo, el Talavera asestaría de nuevo un golpe, poniendo el 3-1 recién salidos del tiempo muerto, obra de Jesús Jiménez.

Pero los de San Pedro del Pinatar, tirando de la casta y la garra que le caracterizan, no perdieron la cara al partido ni medio segundo, justamente 4 décimas, las suficientes para servir Zapata de córner a Joaquín, quien empujó el cuero al fondo de las mallas, para poner el punto y final a la primera mitad, con el 3-2 sobre la bocina.

Tras la reanudación del choque, los de la Costa Cálida salieron en tromba a por el empate. Con varias ocasiones de peligro, que hacían enmudecer al poblado pabellón de la población talaverana. Pero el premio del gol no llegaría en esta segunda mitad. Pasados 8 minutos de la reanudación, Rober estaba listo, y recogería un cuero muerto en el área pinatarense para batir a Ángel y ampliar la distancia en el marcador.

Los locales no se sentían del todo cómodos, aunque no pasaban demasiados apuros. Los de Nacho Garrido apretaban bien arriba, presionando, desfondándose en defensa, sin dar por perdido un balón, haciendo de la defensa el mejor ataque. Joaquín saltaba a pista a falta de 5 minutos como portero jugador, buscando reducir distancias.

Pero los locales se sentían cómodos defendiendo el 5×4, y sumado al cansancio acumulado de los de la Región de Murcia, no conseguía dar frutos, siendo un chut lejano de Panucci cuando apenas restaban 20 segundos, para poner el 5-2 en el marcador. Un resultado injusto para lo vivido en el Primero de Mayo, dónde al descanso la igualdad era lo más destacable. Gran partido de los chicos del cuadro pinatarense, luchando hasta el último segundo cada balón, no entregando en ningún momento el control del partido al rival, jugando de tú a tú.

Departamento de Prensa

Club Fútbol Sala Pinatar

Deja un comentario